Putin aprobó planes para apoyar Rosneft, petrolera estatal rusa en Venezuela.

El presidente de Rusia aprobó planes de la petrolera estatal rusa Rosneft de explotar dos nuevos yacimientos de gas en Venezuela.

photogrid_15608202657006798393199146045996.jpg

Vladimir Putin anunció “aceptar la propuesta del Gobierno de Rusia sobre la firma de protocolo sobre introducción de cambios en el acuerdo entre Rusia y la República Bolivariana de Venezuela”.

Subrayó así el presidente ruso en un decreto publicado ayer jueves en la web del portal de información jurídica “la cooperación (con el Gobierno venezolano) en el ámbito de realización de proyectos estratégicos conjuntos del 10 de septiembre de 2009”.

De esta manera Putin modificó el tratado de colaboración entre los Gobiernos suscrito en 2009 a fin de desarrollar los campos de Patao y Mejillones por parte de la petrolera del país euroasiático.

El acuerdo firmado reveló también que Venezuela no cobrará impuestos a Rosneft, así como a sus proveedores y contratistas.

Rosneft que posee el 100 % de dicho proyecto, podrá explotar los yacimientos de las áreas Patao y Mejillones, pertenecientes al Proyecto Mariscal Sucre, ubicado a 40 kilómetros al norte de la península de Paria, en el estado de Sucre, según autoriza el documento.

La autorización mencionada fue concedida por un periodo de 30 años. Los dos campos que forman parte del proyecto Mariscal Sucre suman reservas de 180 000 millones de metros cúbicos de gas.

Con el objetivo de reforzar las cooperaciones estratégicas entre ambos Estados, el Gobierno venezolano presidido por Nicolás Maduro decidió el pasado marzo trasladar la oficina de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) de Lisboa (capital de Portugal) a Moscú (capital de Rusia).

Las sanciones de EE.UU. contra Venezuela

Por otra parte y en el marco de las tensiones entre el Gobierno del país bolivariano y Estados Unidos, el Departamento del Tesoro estadounidense encrudeció a principios de este mes de junio sus sanciones contra PDVSA, y anunció, además, que las exportaciones de diluyentes por parte de embarcadores internacionales podrían estar sujetas a las medidas punitivas de EE.UU. contra Caracas.

Las autoridades venezolanos, a su vez, han denunciado en reiteradas ocasiones que las sanciones estadounidenses afectan negativamente al pueblo venezolano e impiden el ingreso de alimentos y medicinas en el país sudamericano ocasionando, de alguna manera, la muerte de miles de venezolanos.

Con información de Hispan TV

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: